Ir al contenido principal

La agitación llega a la capital .- José Agustín Ortiz Pinchetti



L
a hora de la política ha sonado en México. En la nación y en su capital, que tienen el mismo nombre, lo que es raro en el mundo. La efervescencia, esa peculiar vitalidad que tiene la competencia por el poder, va a ir penetrando nuestro ambiente hasta llegar a un clímax, y no se disipará hasta julio de 2018. Nos esperan 22 meses de tiempos interesantes, como dicen los chinos: riesgos, incitaciones, respuestas y nuevas vías, al filo de una oportunidad histórica.
No es para menos: el sistema político vigente desde 1929 y ajustado por una clase política corrupta en el poder, gracias a un pacto contra México ratificado hace tres años, pero vigente desde hace 16. Parchado por reformas sucesivas, en el fondo absurdas, está agotado. La ineptitud del Presidente de la República no es una cuestión sólo personal: es la expresión de la decadencia del régimen. La nación y su metrópolis necesitan un proyecto nuevo. Una vía para renovarse, renacer, regenerar. Y es una oportunidad única, la última para dos o tres generaciones, la última para la maltratada democracia mexicana que secuestraron aquellos que no quieren renunciar a los espacios privilegiados en que habitan. Es la disputa por la nación.
El mismo día vamos a elegir a un nuevo Presidente de la República, a los dos poderes legislativos federales, varias gubernaturas, entre las que brilla, como ninguna, la de la capital. La decadencia nacional y sus responsables van a enfrentar un verdadero referendo. En México capital, la población más avispada, mejor informada y madura del país va a ir a las urnas, más de 5 millones de votos. La opción progresista debe y puede esperar alrededor de 4 millones, los que no sólo decidirán los comicios aquí: puede ser el peso decisivo para conquistar la Presidencia de la República.
Twitter: @ortizpinchetti

Comentarios

Entradas populares de este blog

#YoSoy132 : La Luz de la verdad

“Muchos hemos pensado en un francotirador”: Azafata de Aeroméxico pide magnicidio contra AMLO

Dulce María Rosales, una azafata de la empresa Aeroméxico ha generado polémica tras defender a Ximena García, copiloto de Interjet que pidió que una bomba explotara en el Zócalo la noche del grito. María Rosales, no solo defendió a su colega, sino que aseguró que ella incluso ha pensado en un francotirador e incluso en envenenar al Presidente, todo para sacar a México del “hoyo” en el que estamos. MissAmlover @MissMoniBachs Woa! Que miedo estamos en manos terroristas en el aire, Y SALE OTRA LOCA DE @Aeromexico, mas

YO EXIJO A AEROMEXICO CORRER
inmediatamente esta

El país no está para este tipo de Chistocitas pic.twitter.com/X5afRFM5

El saqueo de la familia Gómez del Campo que Margarita calló.

Martín Velez Dossier PolíticoDia de publicación: 2010-11-11
En Diciembre de 2008, la empresa Tata Consulting le facturó al IMSS 420 mil horas hombre de consultoría. Para realizar ese trabajo tal empresa necesitó más de 2500 programadores. Pero el total de su personal en México no llega a mil empleados.  ¿Cuál fue el resultado de esa barbaridad de horas de consultoría? ¿Cómo le hicieron para entregar tal trabajo, con mucho menos de la mitad del personal necesario? Quién sabe; pero, en ese diciembre, 115 millones de pesos del presupuesto del IMSS cambiaron alegremente de manos.
Las preguntas planteadas en el párrafo anterior, y otras muchas, tendría que responder un tal Carlos Castañeda Gómez del Campo. Si, adivinó Usted, es primo de Margarita, esposa a su vez de Felipe (el del hígado que sufre).  El señor Castañeda Gómez del Campo es, además, Director de Innovación y Desarrollo Tecnológico del IMSS. 
Desde ese puesto, el señor Castañeda (¿Por qué los primos incómodos son los que mejor …