Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre 28, 2018

La perdida vocación del FCE

Javier Aranda Luna A hora que el Fondo de Cultura Económica (FCE) se ha convertido en asunto de interés nacional, tema de encuentros y desencuentros, conviene recordar que entre los embates que ha enfrentado esa casa editorial destaca la persecución política contra su entonces director Arnaldo Orfila Reynal por parte de Gustavo Díaz Ordaz, tras publicar Los hijos de Sánchez, del antropólogo Oscar Lewis. El texto documentaba la malas condiciones de vida de quienes migraban del campo a la Ciudad de México, evidenciando las deudas dejadas por la Revolución Mexicana. En décadas recientes el Fondo fue sometido a otro tipo de embates: esquemas burocráticos de ineficiencia y pésima administración. Muestra de ello es el incremento injustificado de personal de confianza, disminución de publicaciones literarias contra el aumento de textos oficiales, nula rentabilidad de las sucursales y millones de ejemplares en bodega, entre otras malas decisiones tomadas por quienes lo encabezaron. No olvidemos q…

RECLAMO EN GUADALAJARA-Helguera

La deuda interna de Peña Nieto

, 16 JUNIO, 2017 CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Cuando Enrique Peña Nieto asumió la Presidencia de la República, los bonos gubernamentales en circulación ascendían a 4.39 billones de pesos (un billón, en español, es un millón de millones; billion, en inglés, son mil millones). Hoy, la deuda interna en bonos asciende a 6.33 billones de pesos, es decir, 45% de aumento. La diferencia nominal es casi de dos billones. ¿Esta cantidad es igual o menor que la inversión pública fija desembolsada del gobierno federal durante los años del actual sexenio? Pues no. Esto quiere decir que la deuda de los bonos es inconstitucional, al menos en parte, porque la Carta Magna obliga a invertir ese dinero en obras que produzcan incrementos en los ingresos públicos, para asegurar su pago (art. 73, fracc. VIII). Debe decirse que la deuda externa es un capítulo que se cuece aparte, del cual podremos hablar algún otro día. Los comunicadores, políticos y empresarios que se dicen preocupados por el “popul…