El PRD con Barrales “no aprende”, le responden a la alianza con el PAN


JENARO VILLAMIL
Paradójicamente, las peores críticas al anuncio de la alianza entre el PAN y el PRD para el 2018 no vinieron de sus adversarios naturales: el PRI y Morena, sino de los militantes de los propios partidos.
Las críticas se han dirigido, sobre todo, contra la dirigente nacional del PRD, Alejandra Barrales, quien llegó en estado de emergencia a sustituir a Agustín Basave y ha roto récord de errores y señalamientos en contra en menos de un año: la salida de 11 senadores de la bancada perredista; su ausencia en la campaña de Juan Zepeda en el Estado de México y ahora la decisión unilateral de anunciar la alianza con el PAN.
En entrevistas en radio y televisión, Barrales ha corregido la expectativa y señaló que se trata de un “frente opositor” y no de una “alianza electoral” con el PAN y que no viola los estatutos de su partido. Incluso, señaló con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula que “está abierta la posibilidad e una alianza para 2018 con todos los partidos, menos con el PRI”.
Los primeros críticos abiertos a la decisión de Barrales fueron René Bejarano y Carlos Sotelo, dirigentes de corrientes internas perredistas, pero también molestó a gobernadores como Graco Ramírez, de Morelos, y Silvano Aureoles que “busca apresurar el relevo de Alejandra Barrales”, según la columna “Templo Mayor” del periódico Reforma.
El secretario de Acción Política de la dirigencia nacional Alejandro Sánchez Camacho, afirmó en conferencia de prensa que el anuncio de Barrales fue “una posición personal” y no de los órganos de dirección.
“Por lo tanto, nosotros convocamos a que con carácter urgente se reúnan los órganos de dirección de partido para discutir las elecciones constitucionales en los cuatro estados de la República, en particular el Estado de México”, afirmó Sánchez Camacho.
El ex jefe de Gobierno capitalino y dos veces ex candidato del PRD a la gubernatura en el Estado de México, Alejandro Encinas, escribió en su cuenta de Twitter, @A_Encinas_R:
“Al PRD le encanta tropezar siempre con la misma piedra. Le puede más su relación con el poder, que su compromiso con la gente”.
“Además de torpe, la pretensión de una alianza PAN-PRD para el 2018 representa, también, el reconocimiento de sus debilidades en el EdoMex”.
De otra manera, señalan otros analistas, ¿por qué se aliarán en las presidenciales y no lo hicieron en el Estado de México que es la “joya de la corona” del priismo?
Las reacciones del lado panista han sido más mesuradas, pero tampoco reflejan entusiasmo. Sólo Margarita Zavala afirmó que le parece buena la idea de encabezar una candidatura con el PRD para el 2018, pero ni Rafael Moreno Valle, ni Miguel Angel Yunes ni otros posibles aspirantes panistas mencionaron nada.
En tono irónico, el senador Roberto Gil Zuarth escribió en su cuenta de Twitter @rgilzuarth:
“Soñé que la conferencia de prensa en el 2017 era para arreglar el 2017. Pero me desperté y ya todo bien”.
Un sondeo en Twitter con 1,682 votos en mi cuenta personal reflejó que sólo 10 por ciento está de acuerdo en la alianza, 27 pro ciento en desacuerdo, 24 por ciento opinó que “no me interesa” y el 39 por ciento afirmó que se trata de “una mala broma”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿ Petróleo descubierto por italianos ? ¡ Ni madres !

El PRI denuncia a AMLO por presuntos nexos con ¡ el PRI !