Key Energy pagó sobornos por 9 mdp a funcionarios de Pemex por información para obtener contratos

La torre de Pemex en la CDMX. Foto: Eduardo Miranda

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una red de tráfico de información privilegiada, que involucró a funcionarios de Pemex, permitió que la trasnacional Key Energy, de Estados Unidos, obtuviera contratos multimillonarios en pozos petroleros.
De acuerdo con una investigación de la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), y dada a conocer por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, la filial mexicana de Key Energy pagó sobornos por el equivalente a 9 millones de pesos a cambio de información de futuras licitaciones y por obtener ampliaciones de contratos en Pemex.
La SEC obtuvo copias de cadenas de correos electrónicos oficiales de Pemex, en los que funcionarios de la paraestatal comparten información confidencial a ejecutivos de la trasnacional petrolera.
Además, obtuvo evidencias de una empresa vinculada a un funcionario de Pemex, que simulaba ofrecer servicios de consultoría a la filial de Key Energy, como una forma de encubrir el pago de sobornos.
A mediados de 2014, el diario The Wall Street Journal informó que la SEC investigaba presuntos actos de corrupción en los contratos que Pemex había otorgado a Key Energy.
Sin embargo, en aquellos reportes no se daban detalles de cómo era el esquema de corrupción. Fue hasta el pasado 11 de agosto de 2016, cuando la SEC notificó a Key Energy el resultado de la investigación y precisó las irregularidades detectadas.
La SEC detalló que se detectaron 58 sobornos o pagos irregulares disfrazados de “servicios de asesoría” por 561 mil dólares y regalos de Navidad por otros 118 mil dólares a funcionarios de Pemex.
Además, un funcionario –del que no se cita su nombre- recibió cuatro transferencias por 6 mil 400 dólares a sus cuentas bancarias personales, de parte del gerente de la filial mexicana de Key Energy.
En total, los pagos irregulares detectados suman 685 mil 400 dólares, que equivalen a unos 9 millones de pesos, al tipo de cambio de la fecha en que ocurrieron los actos de corrupción.
Key Energy tiene su base de operaciones en Houston, Texas, y desde 2007 realiza servicios de perforación en la zona norte de Veracruz. Pemex es uno de sus principales clientes a nivel global, y representaba aproximadamente el 10% de sus ingresos anuales, según reportes presentados a la SEC.
En 2007 obtuvo su primer contrato en Pemex y desde entonces ha facturado en la paraestatal 7 mil 878 millones de pesos, comprobó Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad en documentos consultados para esta investigación. De ese monto, el 30% han sido asignaciones directas o ampliaciones de obra sin licitar.
La investigación por presunta corrupción en los contratos otorgados por Pemex, que duró más de 30 meses, señala que funcionarios de la SEC reportaron desde enero de 2014 a Key Energy sobre posibles violaciones a la Ley contra Prácticas Corruptas en el Extranjero, en su filial mexicana ubicada en Poza Rica, Veracruz, sospechas que se confirmaron en abril de 2014, cuando empleados de Key México informaron a los investigadores que sabían que su gerente había prometido sobornos a uno o más funcionarios de Pemex.
Al recibir estos informes de su filial, Key Energy reportó el posible caso de corrupción a la SEC e inició una amplia investigación interna, que incluyó la revisión de pagos realizados a más de 600 proveedores. A la par, Pemex inició una auditoría sobre los contratos que le había otorgado a la petrolera estadounidense a partir del año 2007.
De acuerdo con la información dada a conocer por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, los investigadores descubrieron que los sobornos fueron anotados falsamente como gastos de negocios legítimos (principalmente como servicios de consultoría) en los libros contables de Key Energy.
La empresa incurrió en violaciones a las Leyes de Valores y de la Bolsa, al no haber aplicado controles contables suficientes para detectar los pagos indebidos, por lo que la SEC la obligó a cubrir una sanción de 5 millones de dólares.
La trasnacional cotiza en la Bolsa de Nueva York con las siglas KEG, y desde que trascendió su posible involucramiento en actos de corrupción, el valor de sus acciones ha ido bajando hasta operar por debajo de un dólar por acción.
Consultoría fachada para pagar favores
La filial de la trasnacional opera en nuestro país bajo dos figuras jurídicas: Key Energy Services de México S de RL de CV, que es la empresa operadora que da servicio a los pozos petroleros de Pemex, y Recursos Omega S de RL de CV, que es la que contrata a los trabajadores que ejecutan las obras. Ambas tienen su base en Poza Rica.
Alrededor de agosto de 2010, Key México contrató a una supuesta empresa de consultoría que servía como fachada para los pagos o sobornos a un funcionario que trabajaba en el departamento que negociaba y aprobaba las adjudicaciones de Pemex. El informe de la SEC no da el nombre ni el cargo del servidor público corrupto.
El contrato con la consultora fue negociado y aprobado por el gerente de Key México y nunca reveló a sus superiores en Houston que la empresa era utilizada para canalizar dinero a cambio de favores, asegura el informe del SEC.
El funcionario aportaba información confidencial de próximas licitaciones y ejercía presión interna en Pemex para modificar o ampliar los contratos de Key México.
A partir de 2010, Key México pagó a la supuesta empresa de consultoría una tarifa mensual de aproximadamente 4 mil 500 dólares. Dicha cantidad se elevó a aproximadamente 8 mil dólares en julio de 2011, después de que Key México obtuvo en ese año un contrato adicional con Pemex.
Del 16 de agosto de 2010 al 7 de mayo de 2014, Key México hizo 58 pagos a la empresa de consultoría por un total de aproximadamente 561 mil dólares. De esa cantidad, al menos 229 mil dólares eran los pagos realizados hasta abril de 2013 que se describieron en el sistema contable de Key México bajo los conceptos “asesoría de expertos sobre los contratos con las nuevas regulaciones de Pemex”, “Preparación de propuestas técnicas y económicas” y “Ejecución del contrato”.
Además, el funcionario de Pemex que fungía como contacto de la trasnacional estadounidense, recibió cuatro transferencias directamente a sus cuentas bancarias, de la cuenta personal del gerente de Key México, por 6 mil 400 dólares.
La investigación de la SEC concluyó que no hay ningún registro o evidencia de que el funcionario de Pemex o su empresa de consultoría hayan proporcionado cualquier servicio profesional a Key México, pues en realidad se utilizó como conducto para el pago de sobornos de Key México al funcionario de Pemex.
Intercambio de información por mail
Según copias de los correos electrónicos intercambiados por directivos de Key México y funcionarios de Pemex que la SEC logró obtener, en 2008, Key México ganó la licitación 424048861, también identificada como contrato 8861, para servicios de extracción petrolera en la región norte de Veracruz.
El contrato se firmó el 26 de septiembre de 2008, con un plazo inicial de ejecución de 24 meses y un monto de 65 millones de dólares, equivalentes a 727 millones 81 mil 890 pesos, al tipo de cambio vigente.
El plazo original de terminación del contrato era el 25 de septiembre de 2010, pero éste se amplió al año siguiente con la intervención del contacto que Key tenía dentro de Pemex.
El 15 de febrero de 2011, el funcionario de Pemex involucrado en esta trama de corrupción remitió al gerente de Key México, desde su cuenta institucional de correo electrónico, una cadena interna de mensajes con directivos de la paraestatal, en los que escribió: “Estoy enviando esto para su información y por lo que estamos listos”. Los archivos adjuntos en la cadena de correo electrónico incluyeron notas internas de Pemex, relativas a futuras nuevas licitaciones.
En ese momento todavía no se había anunciado públicamente el plan de Pemex sobre nuevos contratos. Sin embargo, la petrolera estadounidense ya contaba con información privilegiada antes que los demás postores.
El gerente de Key México recibió la información de las licitaciones en un correo electrónico enviado por el funcionario de Pemex. De inmediato, escribió a sus superiores en Houston, incluyendo a un Vicepresidente: “Las ofertas están llegando ahora”.
“Estaba claro desde el e-mail que contenía detalles de deliberaciones internas de Pemex, pero los receptores del mensaje en Key Energy aparentemente no cuestionaron cómo o por qué el gerente estaba en posesión de este tipo de comunicaciones y por qué las compartía”, advierte en su informe la Comisión de Valores.
Por el contrario, después de discutir los posibles nuevos contratos que habían sido señalados por el funcionario de Pemex, el vicepresidente de Key Energy escribió: “¿Por qué no los convencemos para agregar 90 millones de dólares para el paquete actual?”.
El paquete actual al que se refería, era el contrato 8861 que se había firmado en 2008 y que todavía estaba vigente.
En el intercambio de correos, el gerente de Key México sugirió programar una conferencia telefónica con el Vicepresidente de la petrolera, para discutir el asunto.
Una semana después, el 23 de febrero de 2011, el funcionario de Pemex envió desde su cuenta oficial de correo electrónico, un memorándum interno, en el cual directivos de la paraestatal recomendaban un aumento de 60 millones de dólares al contrato 8861 suscrito con Key Energy.
“Le estoy enviando esto a usted, para que vea que estoy trabajando”, le escribió el funcionario al gerente de Key México desde su correo oficial de Pemex.
El 24 de marzo de 2011 se concretó la modificación del contrato 8861 entre Key México y Pemex, con una ampliación de 60 millones de dólares, justo como se había anticipado un mes antes por correo electrónico.
El funcionario, a través de la empresa de consultoría, siguió proporcionando al menos hasta 2013 información y asistencia a Key México sobre presupuestos y ejecución de otros contratos con Pemex.
Los regalos navideños
Key México también repartió regalos a funcionarios de Pemex para recompensarlos por sus favores.
Tan sólo en 2012, Key Energy aprobó aportar regalos con valor de 118 mil dólares, para la celebración anual de Navidad de Pemex. Al menos 55 mil dólares de estos regalos fueron para repartir a 130 empleados de la paraestatal que trabajaban en las regiones en las que opera Key México. Los regalos aportados ese año representaron 26 veces más de lo que la empresa había gastado en 2011 para el mismo fin.
La SEC concluyó que Key Energy incurrió en errores de control, al no haber detectado que la petición de su gerente en México de incrementar los regalos, fue para premiar a los funcionarios de Pemex que ayudaron a que la empresa obtuviera más contratos.
“Key Energy también falló en vigilar adecuadamente y supervisar a los ejecutivos de alto nivel en México para asegurarse de que cumplían y hacían cumplir las políticas de lucha contra la corrupción”, mediante registros precisos acerca de los pagos a consultores y regalos a funcionarios del Gobierno mexicano, añade el reporte de la Comisión de Valores.
El documento menciona que pese a tener por escrito políticas anticorrupción y un código de conducta, Key Energy no aplicó suficientes controles de contabilidad en su filial de México para evitar pagos indebidos a la empresa consultora.
La investigación asegura que el departamento legal de Key Energy se dio cuenta de la relación que su filial en México tenía con la empresa de consultoría, pero no de la conexión que ésta tenía con el funcionario de Pemex. Sin embargo, la matriz de la trasnacional incurrió en omisión, porque permitió que los pagos continuaran hasta mayo de 2014, pese a que no había un contrato autorizado ni evidencias de los servicios de consultoría ofrecidos a Key México.
Con Calderón y Peña, prosperidad para Key Energy
La trasnacional Key Energy multiplicó sus contratos durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, cuando Pemex estaba a cargo de Jesús Reyes Heroles, de acuerdo con expedientes consultados por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad.
La empresa incursionó en 2004 en México, pero fue hasta el 18 de enero de 2007, en los primeros días del pasado sexenio, cuando Key Energy obtuvo por adjudicación directa su primer contrato por 503 millones 158 mil pesos, para la reparación y mantenimiento de pozos en la región norte de Veracruz.
Al año siguiente obtuvo otro contrato para dar mantenimiento a pozos de extracción en la zona Poza Rica-Altamira, por 65 millones de dólares que al tipo de cambio de aquel entonces equivalían a 727 millones de pesos.
Para 2009 los contratos se multiplicaron a 115 millones de dólares, equivalentes a unos 1,498 millones de pesos. El 78% de ese monto fueron contratos por adjudicación directa.
Aunque en 2010 Key Energy no obtuvo nuevos contratos, se mantuvo como contratista de Pemex con obras que estaban en curso, adjudicadas en los dos años anteriores.
En 2011 obtuvo dos nuevos contratos, y una ampliación, por 240 millones de dólares, que equivalían a 2 mil 997 millones, al tipo de cambio vigente en aquel año. Para entonces ya estaba al frente de Pemex Juan José Suárez Coppel.
Uno de esos contratos correspondió a la ampliación negociada por 60 millones de dólares mediante el pago de sobornos, según pudo comprobar la SEC en los correos electrónicos intervenidos.
En el último año de Felipe Calderón y en el primero de Enrique Peña Nieto la petrolera estadounidense ya no obtuvo contratos en Pemex.
Fue hasta el último tramo de 2014 cuando Key Energy volvió a recibir una asignación de obra, la de mayor monto desde que ha sido contratista de Pemex.
El contrato para realizar trabajos de reparación y mantenimiento de pozos petroleros en la región sur está vigente hasta octubre de 2016, por un monto de 153 millones 600 mil dólares, equivalentes a 2 mil 150 millones de pesos, de acuerdo con los documentos oficiales obtenidos para esta investigación.
El nuevo contrato se otorgó el 2 de octubre de 2014, pese a que desde cinco meses antes las autoridades de Estados Unidos y el propio Pemex habían iniciado una investigación sobre los sobornos que había pagado la trasnacional.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿ Petróleo descubierto por italianos ? ¡ Ni madres !

El PRI denuncia a AMLO por presuntos nexos con ¡ el PRI !