“Siempre llevo un condón en la cartera”, admite cura que colaboró con Padrés

El sacerdote Tomás Herrera Seco muestra un condón durante una conferencia. Foto: Especial
El sacerdote Tomás Herrera Seco muestra un condón durante una conferencia. Foto: Especia

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El sacerdote Tomás Herrera Seco, adscrito a la arquidiócesis de Hermosillo, Sonora, reveló públicamente tener relaciones sexuales y llevar siempre en su cartera “un condón preparado, por si viene al caso”, con lo cual admitió estar infringiendo el celibato impuesto por la Iglesia católica.
Ayer jueves, durante una entrevista que concedió a Proyecto Puente, un portal de internet de Sonora, el padre Herrera sacó de su cartera un condón y lo sacudió ante las cámaras.
Luego presumió:
“Yo siempre llevo mi condón preparado, por si viene al caso. Y porque una canita al aire a nadie le viene mal”.
Luego indicó que, en sus 34 años de sacerdocio, ha tenido “esporádicos” encuentros sexuales, lo cual, dijo, “no quiere decir que no esté enamorado de mi celibato”.
Y agregó ufano:
“El condón es por si necesito usarlo… si hay necesidad de echar una partida, ¡la echo!”.
Ante el escándalo provocado por su párroco, la arquidiócesis de Hermosillo emitió ayer mismo un comunicado de prensa en el cual señaló que “abrirá una investigación” contra el religioso.
Agregó el comunicado:
“Como Iglesia particular no asumimos los comentarios personales del padre Tomás Herrera ni de ningún otro, respecto a esta materia contraria a la enseñanza de la Iglesia”.
Y recordó que, de acuerdo con la normatividad eclesiástica, “los clérigos están obligados a observar una continencia perfecta y perpetua por el Reino de los Cielos”.
Durante el gobierno del panista Guillermo Padrés, el padre Herrera Seco fue el principal encargado de instruir en los temas de moral y ética a los funcionarios públicos de esa administración.
Padrés lo hizo director del Instituto de Profesionalización de los Servidores Públicos, por lo que Herrera consiguió un permiso de su arquidiócesis para dejar temporalmente el ejercicio sacerdotal y convertirse en funcionario de gobierno.
Al reincorporarse recientemente a su arquidiócesis, a cargo de monseñor Ruy Rendón Leal, ésta lo destinó a la parroquia de San Pedro-El Saucito, ubicada en la ciudad de Hermosillo.
Ahora, el sacerdote y ex funcionario de Padrés tendrá que someterse a una investigación eclesiástica por tener relaciones sexuales… y por llevar siempre un condón en la cartera.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿ Petróleo descubierto por italianos ? ¡ Ni madres !

El PRI denuncia a AMLO por presuntos nexos con ¡ el PRI !