Nosotros ya tuvimos un Presidente muy, pero muy parecido: similitudes entre Trump y Fox

Mutuamente se descalifican a través de redes sociales y entrevistas. Se han tildado de dictadores, egocéntricos, locos, falsos profetas. Uno le ha pedido disculpas al otro para después ser amenazado. Con Vicente Fox y Donald Trump se cumple esa máxima de que polos iguales se repelen, porque por más que se envíen tuits uno contra otro sus actitudes ante algunas situaciones no podrían ser más parecidas.

Ciudad de México, 20 de enero (SinEmbargo).- Si hubiera una canción que definiera la relación entre el ex presidente mexicano Vicente Fox Quesada y el casi mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, sería aquella que dice “te pareces tanto a mí que no puedes engañarme” y es que los dos tienen actitudes en común, por más que se peleen en Twitter y que hablen mal del otro públicamente.
Los dos son empresarios, soberbios, machistas y algo más:
IGNORANTES E INCULTOS

También ante el rey de España y durante el Congreso de la Lengua, cambió el nombre del poeta argentino Jorge Luis Borges y lo llamó “Jorge Luis Borgues”.
Los escritores no son el fuerte del ex mandatario. Cuando el escritor peruano nacionalizado español, Mario Vargas Llosa ganó el Nobel de Literatura, Fox escribió en su cuenta de Twitter: “Felicidades Mario, la hiciste! Ya son tres Borges, Paz y tú.”, pero Borges nunca fue reconocido por el jurado sueco.
El “Paz” al que hacía referencia era el autor de El laberinto de la soledad, el mexicano Octavio Paz quien recibió el premio de la Academia Sueca en 1990. Pero ese “Borges”, en referencia al escritor argentino Jorge Luis Borges, jamás fue reconocido por el jurado sueco.
A Vargas Llosa le cambió la nacionalidad en 2007, cuando dijo que era Colombiano.
También dijo alguna vez que resolvería en 15 minutos el conflicto de Chiapas, en tiempos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), pero su desconocimiento sobre el tema era tal, que en 6 años no lo pudo hacer.
Se mostró impaciente el 23 de mayo de 2000 cuando se pospuso el debate presidencial y acuñó su famosa frase “hoy, hoy, hoy”. Pedía que los candidatos debatieran inmediatamente.
En una nota titulada “La preocupante ignorancia de Trump queda al descubierto”, The Washington Post relató una serie de errores en los que había incurrido el entonces candidato Donald Trump durante una entrevista sobre temas relacionados con políticas migratorias, relación con otros países, minorías étnicas y economía.
Y ni hablar de el día que confundió en Twitter a su hija Ivanka con otra mujer del mismo nombre.
Trump decía que su hija era una “mujer grande con verdadero carácter y clase”, pero arrobó a una mujer de Inglaterra quien le respondió que dedicara “mas tiempos a aprender sobre el cambio climático”.
Una vez se equivocó en un dato básico: el día de las elecciones en EU. En un evento de campaña llamó a votar el 28 de noviembre, es decir, 20 días después.
El caso de México es el que ejemplifica mejor la ignorancia del republicano que insiste en construir un muro en la frontera entre los dos países, pero hasta ahora, no ha presentado información sobre las consecuencias económicas que podría tener para Estados Unidos, principalmente para su frontera sur.
MACHISTAS Y RACISTAS
En el historial de Trump está no sólo el escandaloso video en el que se refiere a cómo toca las partes íntimas de las mujeres “cuando eres una estrella puedes hacer cualquier cosa. Agarrarlas por el coño, lo que quieras”, dijo, sino también aquella vez en la que dijo que “una mujer que no satisface a su marido, no podía ser presidenta” en alusión a su rival demócrata Hillary Clinton. A su oponente por la candidatura republicana, Carly Fiorina le dijo que no le gustaba su cara, luego arremetió contra la ex Miss Universo venezolana, Alicia Machado, a quien durante su reinado hostigó por haber subido de peso. Durante la campaña la llamó “asquerosa” por una supuesta escena de sexo en un reality show.
En uno de los debates, acusó a la moderadora de la cadena Fox, Megyn Kelly, de haber sido dura con él porque tenía la “menstruación”. A la actriz Rosie O’Donnell le dijo “cerda gorda” por no apoyarlo como candidato.
Fox también tiene su historial con las mujeres. Una vez dijo: “El 75% de los hogares de México tienen una lavadora, y no de dos patas o de dos piernas, una lavadora metálica”.
Años después insultó a la esposa de su sucesor, Margarita Zavala, por buscar la candidatura presidencial de su partido, “me vomito en Calderón por meter a su mujer. Ella quizás puede ser una gran líder. Pero no creo en familias metiéndose al poder. Como Perón y Evita, Perón e Isabelita, Kirchner y Kirchnerita, Calderón y Calderoncita, Trump y Trompitas…”
A Trump, ni los menores se le escapan, una vez llamó “estúpidos” a unos niños latinos que grabaron un video para insultarlo.
De los mexicanos ha dicho que son violadores, abusivos, “bad hombres”, también ha señalado que habría que cerrar todas las mezquitas en su país.
IMPULSIVOS, POPULACHEROS, VOCIFERANTES
Algo que distingue a los dos empresarios metidos a políticos es su discurso populachero, vociferante y encendido, pero que no mide las consecuencias de sus resultados.
En el año 2000, cuando se le preguntó al panista qué le ofrecía a México, su respuesta fue “honestidad, trabajar un chingo y ser poco pendejo”, ahí dio una pista clara de cómo sería su discurso, en el que generalmente quería hacer chistes, pero siempre metía la pata, como aquella vez en la que comparó a un ex funcionario de su gobierno con un apóstol. “Al mismo Jesucristo se le fue uno entre los 12, aquí también se nos fue uno, ni modo”, dijo tras la salida de su vocero Alfonso Durazo Montaño del gobierno Federal, el 9 de julio del 2004. Las críticas no se hicieron esperar.
“El comes y te vas” que le aplicó al ya fallecido mandatario cubano Fidel Castro antes de la Cumbre de las Naciones Unidas para el Desarrollo, celebrada en Monterrey en marzo de 2002, le dio la vuelta al mundo.
En una llamada telefónica le sugería a Castro que se fuera después de la comida para que no se encontrara con el entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush. El cubano hizo pública la grabación y durante años se enfrió la relación entre México y Cuba.
En 2007 durante una entrevista con la cadena hispana Telemundo cuando se le cuestionó sobre una propiedad de su esposa Martha Sahagún, se levantó intempestivamente y dejó el set de grabación, el video dio la vuelta.
Trump también tiene sus enfrentamientos con periodistas: el 25 de agosto de 2015 ordenó que sacarán al periodista mexicano de la cadena Univisión, Jorge Ramos, de una conferencia de prensa. “Regrésate a Univisión”, le dijo, pero ante los reclamos del resto de los presentes dejó que regresará al salón e hiciera una pregunta sobre migración. También pidió boicotear a la revista People, al programa de la periodista estadounidense Megan Kelly en Fox News, descalificó a la cadena CNN a The Washington Post y The New York Times y también a los sitios Buzzfeed y The Huffington Post, solo por mencionar algunos.
Durante toda su campaña acusó que los medios que, según él, malinterpretaban sus declaraciones y no le daban espacio suficiente.
En los debates siempre se mostró agresivo e insultante con sus oponentes, eso nos lleva nuevamente a Vicente Fox, quien durante su campaña electoral en el año 2000 se refirió a uno de sus oponentes, Francisco Labastida Ochoa, con adjetivos homofóbicos como “mariquita”, “La Vestida” y también “mandilón”.
No hay que olvidar aquella vez que dijo en la que con su famosa frase “hoy, hoy, hoy” quería forzar a un debate presidencial.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿ Petróleo descubierto por italianos ? ¡ Ni madres !

El PRI denuncia a AMLO por presuntos nexos con ¡ el PRI !