Sería un error, una equivocación y una traición aliarse electoralmente con el PAN, asegura López Obrador

Durango, Durango
09 de diciembre de 2010

Al afirmar que los gobiernos de extracción panista mantienen la política económica de empobrecimiento y de saqueo de los bienes nacionales, que impusieron las administraciones priistas desde hace 27 años, Andrés Manuel López Obrador reiteró su rechazo al establecimiento de cualquier alianza electoral de los dirigentes nacionales de su partido, el PRD, con sus similares del PAN.

El presidente legítimo de México aseguró que representaría una equivocación, un error y hasta “una traición el querer unir al PRD con el PAN”, y explicó sus razones: El partido albiazul surgió en 1939, con la intención de oponerse a la política popular y patriótica del entonces presidente de la República, el general Lázaro Cárdenas del Río.

Un segundo argumento, expuso, lo constituye el hecho de que tanto la cúpula del partido albiazul como del partido tricolor están al servicio de la mafia de la política, del poder y del dinero. A manera de ejemplo citó los casos de la aprobación del rescate bancario, en 1989, y la reciente aprobación de incrementos a las tasas de los impuestos, así como a los precios de las gasolinas, el gas, el diesel y la energía eléctrica, a pesar que ambas fuerzas pelean y se confrontan en elecciones municipales y estatales.

Tanto en entrevista como en una reunión de evaluación que sostuvo con miembros de los comités municipales del Gobierno Legítimo en esta entidad, López Obrador recordó que sería incongruente pactar una alianza electoral justamente con el partido que le robó la Presidencia de la República en el 2006.

Luego subrayó que son lo mismo el panista Felipe Calderón que el priista Carlos Salinas, la lideresa sindical Elba Esther Gordillo que el senador Manlio Fabio Beltrones o que el gobernador mexiquense, Enrique Peña.

Sin embargo, distinguió: “La única diferencia que hay entre los panistas y priistas de arriba, es que los primeros son rateros y los segundos son ladrones.

También hizo énfasis en que durante 1988 el PAN apoyó al PRI para imponer en la Presidencia a Carlos Salinas y posteriormente, en el 2006, el PRI ayudó al PAN a colocar, mediante un fraude electoral, en el cargo al actual presidente espurio, Felipe Calderón.

Por las razones expuestas, manifestó que el movimiento por la transformación de México y sus instituciones “no queremos alianzas con el PAN, porque, junto con el PRI, son lo mismo. Yo respeto a los panistas y priistas de abajo, porque están igual de esperanzados, igual de desinformados e igual de amolados, como lo está la mayoría del pueblo de México”, añadió.

Durante la entrevista, los comunicadores le pidieron su opinión sobre la posibilidad de que la senadora Yeidckol Polevnsky estaría dispuesta a declinar, según propias palabras, a favor del diputado federal Alejandro Encinas en la búsqueda de la gubernatura mexiquense por los partidos PRD, PT y Convergencia, el presidente legítimo pidió esperar hasta que inicien de manera formal los tiempos electorales en el estado de México.

En el encuentro con los integrantes de los comités municipales del Gobierno Legítimo se refirió a los resultados negativos que arroja la imposición de una política económica de corte neoliberal, en los últimos 27 años, los cuales resumió en una mayor pobreza, abandono de la planta productiva, desempleo, falta de oportunidades de estudio y de trabajo para millones de jóvenes y un mayor saqueo de los bienes propiedad del pueblo y de la nación.

A pesar de que en el 2000, el PAN y su entonces candidato presidencial Vicente Fox ofrecieron un cambio, mantuvieron la misma línea, que prosiguió al pié de la letra el actual presidente espurio, explicó al destacar que el movimiento que encabeza es la única opción con la capacidad de lograr una transformación real y auténtica de la vida pública de nuestro país.

Los cambios tienen que gestarse de abajo hacia arriba, con la participación libre y consciente de millones de hombres y mujeres, porque la mafia del poder, los 30 barones del dinero no están dispuestos a perder privilegios.

Al señalar que el actual régimen “se pudrió” y que “sólo el pueblo puede salvar al pueblo y sólo el pueblo organizado puede salvar a la Nación”, manifestó que el movimiento por la transformación de México participará en la contienda presidencial del 2012, para derrotar nuevamente en buena lid, en la urnas, a la mafia del poder y a su abanderado, el priista Peña Nieto.

Mencionó que el mandatario mexiquense cuenta con el respaldo de su padrino político, el expresidente Salinas, y que Televisa tiene a su cargo la propaganda, sin embargo se intenta introducir al mercado a Peña como si fuese un producto chatarra.

Para mañana, el presidente legítimo sostendrá reuniones de evaluación con comités municipales de los estados de México e Hidalgo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿ Petróleo descubierto por italianos ? ¡ Ni madres !

El PRI denuncia a AMLO por presuntos nexos con ¡ el PRI !