Exige justicia por asesinato de su hija y le matan a otros 2 vástagos

Un crimen lo quieren hacer pasar como suicidio y los otros como ajustes de cuentas, afirma

Padres de víctimas de feminicidios en el valle de México definen estrategias de protección
Foto
María Magdalena Velarde (con la pancarta) exigió ayer esclarecer los asesinatos de su hija y dos de sus hijos en Cuatitlán Izcalli, durante un foro organizado por la asamblea #NosQueremosVivasNeza, en instalaciones del Centro de Bachillerato Tecnológico 1 de NezahualcóyotlFoto René Ramón Alvarado
René Ramón
Corresponsal
Periódico La Jornada
Domingo 9 de julio de 2017, p. 23
Nezahualcóyotl, Méx.
A María Magdalena Velarde le costó caro exigir justicia por la muerte de su hija Fernanda. Aún no hay quien aclare ese feminicidio y ya le asesinaron a otros dos hijos. El crimen de su hija perpetrado en 2014 lo quieren hacer pasar como suicidio; y el doble homicidio cometido en mayo pasado –refiere–, se trató de una venganza y lo hacen pasar como un ajuste de cuentas del crimen organizado.
Este sábado se trasladó de Cuautitlán Izcalli a esta localidad parar asistir al foro contra el feminicidio organizado por la asamblea #NosQueremosVivas Neza, en el que participaron Irinea Lima Buendía y José Luis Rubio, entre otros padres de mujeres víctimas de la violencia de género en el valle de México.
Estudiantes, padres, profesores y representantes de organizaciones sociales; escucharon las historias de quienes no se les ha hecho justicia y fueron testigos del llamado a dejar de lado la indolencia e impedir que los ataques contra las mujeres se hagan costumbre.
María Magdalena se sentó entre los asistentes, escuchó las historias y sacó una cartulina con la foto de su hija y la consigna: No fue suicidio, fue feminicidio, justicia para Fernanda Sánchez Velarde, quien tenía 18 años cuando murió.
Ahora ultimaron a otros dos de sus hijos, de 24 y 26 años, quienes fueron levantados al salir de una fiesta, y tras ser torturados sus cuerpos fueron arrojados en las inmediaciones donde ella tenía su antiguo domicilio.
Fue una venganza o que las autoridades me aclaren; lo quieren manejar como ajuste de cuentas. Fue venganza, mis hijos eran personas trabajadoras y honestas, lamentó entre llanto María Magdalena.
Irinea Buendía rememoró el caso de su hija Mariana Lima Buendía, una estudiante de derecho, quien al hacer su servicio social en el Ministerio Público de Chimalhuacán, se enamoró de un policía judicial, con quien se casó y la asesinó en 2010.
Las autoridades determinaron que se trató de un suicidio, pero la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitió un fallo histórico que permitió la detención del agresor el 23 de junio de 2016. Ahora está bajo proceso penal por homicidio con perspectiva de género.
Con la sentencia de la SCJN, ahora las procuradurías del país deben investigar cualquier muerte violenta no sólo como homicidio, sino como feminicidio. Esto es un parteaguas en América Latina, por la defensa de las mujeres, para que investiguen los asesinatos con perspectiva de género, dijo.
Manuel Amador, quien preside la Red de Denuncia Feminicidios, dijo que los más de cien feminicidios en la entidad son reflejo de un Estado omiso, donde no hay procuración e impartición de justicia, a lo que se suma la cultura machista y son las causas del por qué aumentaron los feminicidios.
Consideró que una alternativa de solución es que los profesores lleven el problema a las aulas para explicarle a los jóvenes qué factores detonan los feminicidios y por qué continúan.
La asamblea #NosqueremosVivasNeza surgió hace unas semanas luego del feminicidio de la niña Valeria, quien fue hallada sin vida dentro una camioneta de la ruta 40, con signos de violencia física y sexual. Por tal motivo, realizaron el foro en el Centro de Bachillerato Tecnológico 1 de Nezahualcóyotl.
Lupita Alvarado sentenció: Estamos aquí para reconocernos y construirnos entre todas y todos, hay mucho hartazgo por tanta injusticia, corrupción, manipulación, asesinatos, desapariciones, mentiras, maltrato, indiferencia y cosificación de las mujeres.
En territorio mexiquense somos vulnerables de ser atacadas y violentadas por delincuentes locales, el crimen organizado y los hampones de cuello blanco, esas personas que ocupan cargos públicos, acusó.
Informó que según el Observatorio Ciudadano en contra de la Violencia de Género, Desaparición y Feminicidio durante 2016 se cometieron 263 feminicidios en el estado de México, y en los primeros meses del año van 112.
La asamblea definió estrategias para promover la protección de las mujeres. Leticia Ramos Ortiz maestra en ciencias de la educación y profesora del plantel sede del foro, consideró que más escuelas deberían sumarse a la lucha.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿ Petróleo descubierto por italianos ? ¡ Ni madres !

El PRI denuncia a AMLO por presuntos nexos con ¡ el PRI !