Eruviel va a votar, le reclaman por la inseguridad y responde: “te invito a tomar un café”

Eruviel Ávila acude a votar. Foto: Jenaro Villamil

ECATEPEC, Edomex. (apro).- A las puertas del Colegio Jean Piaget, en el corazón de Ciudad Azteca, llegaron las camionetas de televisión, las “movilizadoras” del voto del PRI, los guaruras , las porristas profesionales y decenas de reporteros en el momento en que el mandatario saliente Eruviel Ávila acudió a votar en Ecatepec, este mismo territorio donde él ha gobernado dos veces como alcalde y que es señalado como el epicentro de la inseguridad en el Estado de México.
-¡Gobernador, ya estamos hartos de los secuestros! –le grita una señora joven, Patricia, mientras Eruviel esquivaba las preguntas de la prensa sobre la inseguridad.
-¡Estamos trabajando en eso! Estamos poniendo atención. Le invito a tomar un café –le respondió Ávila, caminando sobre la misma calle donde en dos semanas se han registrado tres secuestros de mujeres jóvenes.
Eruviel no perdió la compostura ni las mejillas sonrosadas que lo hicieron famoso desde la campaña de 2011, cuando se comprometió a rescatar al Estado de México de la ola de inseguridad. Hoy, la situación está peor. Y tan sólo en este mes en Ecatepec, el municipio más poblado, se han registrado 40 asesinatos de mujeres.
El mandatario priista siguió caminando después de emitir su voto en la casilla 192 y aseguró que “existen las condiciones de seguridad”.
“Que tengan la garantía que habremos de brindar la seguridad necesaria para que esta jornada electoral transcurra en paz, en orden, con tranquilidad. Ayer nos reunimos el grupo de seguridad del estado, integrado por fuerzas federales, estatales y municipales para coordinarnos”, afirmó en improvisada rueda de prensa.
-¿Qué opina de la acusación de que el gobierno de usted está coordinando el operativo de inducción del voto? –se le preguntó, mientras salía de la casilla.
-Por ley no puedo hacer ningún pronunciamiento en relación con los contendientes y la jornada electoral. Nosotros somos imparciales, pero te invito a tomar un café –le respondió a este reportero.
A Patricia, la señora que le reclamó Eruviel Avila por las condiciones de inseguridad, le pusieron una pistola en la cabeza hace tres semanas al cruzar por una de las avenidas principales de Ciudad Azteca. Era un joven en una motocicleta. Ella no se imaginó que a unos metros estaban asaltando a otras jovencitas.
-¿Qué le dijo el muchacho que la asaltó?
-‘Cállate y sigue’. Ya no podemos salir tranquilas ni siquiera a la tienda de nuestra propia colonia. Eruviel lleva dos alcaldías y una gubernatura y no ha hecho nada.
Eso sí. Sobre la calle Moctezuma, donde está ubicada la casilla y están las casas de la familia de Eruviel Avila, el ayuntamiento mandó a poner jardineras, a reencapertar, a colocar luminarias y a repartir pintura para que estuvieran bonitas las fachadas de las casas.
Sólo les pidieron una copia de su credencial de elector y una foto para que les entregaran la pintura.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿ Petróleo descubierto por italianos ? ¡ Ni madres !

El PRI denuncia a AMLO por presuntos nexos con ¡ el PRI !