“Ya se les desgajó todo” el Estado: Meyer en Mesa Política

"Ante la mano inepta surge el clamor de la mano dura", señala Denise Dresser en Aristegui en vivo.

El historiador Lorenzo Meyer aseguró que “ya se les desgajó todo” el Estado mexicano, pero no lo han querido reconocer.
En la Mesa Política de Aristegui en vivorefirió que “esta idea de que hay una estructura política que lucha por un bienestar social, es falsa”.
“Lo que ha habido desde siempre es una coalición de poderes que más o menos mantenía el orden”, mencionó sobre lo que se veía a inicios del siglo pasado.
Se trata de una “compleja red de intereses y relaciones que mantiene una estructura de poder”.
“En el México de ahora son ya muy obvios los que pierden. Son también muy obvios los que ganan”, comentó.
En este acuerdo siempre frágil, hay algo de esquizofrenia, pues por un lado aparece el presidente en el estado, hablando, como si el Estado existiera; y se ven instituciones que “mal funcionan” como las policías, las procuraduría, el Ejército.
Pero el hecho de que “se disparó enormemente la extracción de recursos de la sociedad”, ofreciendo muy poco a cambio a la sociedad, provocó que se llegara a un límite, en el que el acuerdo político para extraer recursos ya no funcionó.
La corrupción “se fue hasta el tope y el centro político que mantenía esta red de complicidades, apoyos y equilibrios ya se rompió, se desapareció, no sé lo que está ahora pero es algo muy disfuncional, muy anárquico”. Ante ello han surgido grupos de autodefensas, como los de Guerrero o el que encabezara José Manuel Mireles, anotó.
Y es que “¿cuál Estado?”, se preguntó.
Por su parte, el académico Sergio Aguayo habló sobre lo ocurrido en Palmarito -donde murieron 4 militares y 6 civiles. Ante las evidencias sobre el asesinato de un militar y la ejecución de un civil, indicó que se “confirma que la disputa entre la legalidad y la ilegalidad se libra en los espacios públicos”.
La causa de lo ocurrido es que las autoridades “dejaron a su suerte el espacio público y es donde se disputa el estado de derecho”.
El abandono llevó al Estado a retraerse de los territorios, donde los conflictos van creciendo en intensidad, fundamentalmente porque “actores privados que ocupan un espacio público sienten que es propiedad suya y no están dispuestos a regresársela al titular, el Estado”.
“Tiene que llegarse a una situación extrema, como este caso Palmarito, para que el estado mande a la última reserva de institucionalidad, en este caso el Ejército”, señaló.
Ahí entra el tema de la ley de seguridad interior, sobre “¿cuáles son los límites en los que deben operar las fuerzas armadas?”.
La pregunta es si la ejecución a sangre fría que se vio en Palmarito “es una excepción o forma parte de un preocupante patrón”.
Al respecto, la politóloga Denise Dresser aseguró que “no es solo un asunto del gobierno o de las autoridades, es un asunto del comportamiento de las fuerzas armadas”, pues a pesar de sus buenas intenciones “pueden violar derechos humanos” como el 3 de mayo en Puebla.
“Lo que hizo el Ejército esa noche es un asesinato”, apuntó, aunque dijo que entiende que las opiniones se vuelquen a favor del Ejército.
“Vemos juzgados corruptos, jueces corrompidos, Ministerios Públicos incompetentes, investigaciones mal olientes, culpables encarcelados que después salen libres, militares que arriesgan la vida sí y soldados que la pierden. Pero ante la mano inepta surge el clamor de la mano dura. Ante el Estado que no logra hacer valer la ley entonces el argumento es: ignorémosla. A exigir sangre siempre y cuando sean huachicoleros. A justificar ejecuciones sumarias siempre y cuando se traten de criminales. En eso hemos caído, a eso nos han orillado, tantos años de violencia sin fin, de impunidad que no cesa, pero la responsabilidad real recae sobre el Estado, sobre la incapacidad de formar policías, de crear un sistema penal judicial y penal que funcione, de acabar con una guerra contra el narcotráfico que no se podrá ganar nunca y que está llevando a índices de letalidad y de violencia que no habíamos visto. Nos estamos transformando en un país de sanguinarios, de aquellos que aplauden y justifican el asesinato y la ejecución a criminales, que en realidad no sabemos si son criminales o no”, expuso.

Comentarios

PatyR ha dicho que…
Buenísimo. Gracias.

Entradas populares de este blog

¿ Petróleo descubierto por italianos ? ¡ Ni madres !

El PRI denuncia a AMLO por presuntos nexos con ¡ el PRI !

Forbes desnuda los propósitos antimexicanos de la Reforma Energética de Peña