“Mi hija no era alcohólica, drogadicta, ni una pasea perros”, reprocha madre de Lesby en mitin en la UNAM

Veladoras y flores en el lugar donde hallaron el cuerpo de Lesby. Foto: Xinhua
Veladoras y flores en el lugar donde hallaron el cuerpo de Lesby. Foto: Xinhua

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “Mi hija no era ni una alcohólica, ni una drogadicta, ni una pasea perros, como quisieron hacerlo ver”, aseguró Araceli Orozco, madre de Lesby Berlín Orozco Martínez, la joven de 22 años que fue encontrada sin vida el pasado miércoles 3 dentro de las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
En un pronunciamiento frente a la Torre de Rectoría ​y luego de una manifestación de colectivos, asambleas y estudiantes de la Universidad, los padres de Lesby repudiaron el asesinato de su hija y ofrecieron datos para asegurar que su muerte no fue un suicidio, sino un feminicidio.
Araceli Orozco, quien se identificó como trabajadora adjunta de la Secretaría de Educación y Cultura de la UNAM y miembro del sindicato de la misma institución, dijo que, efectivamente, su hija no estaba registrada como estudiante activa. Sin embargo, destacó que sí era universitaria porque tenía su registro desde Iniciación Universitaria –la secundaria de la Universidad que se imparte en las instalaciones de la Escuela Nacional Preparatoria 2— y porque pertenecía a la Estudiantina Femenil de la máxima casa de estudios.
“Al momento, mi hija se había separado un tiempo de la escuela porque estaba preparando su examen único para ingresar a la UNAM. Estaba en el CCH Sur, quería estudiar Letras Francesas o Relaciones Internacionales”, explicó.
También detalló que Lesby participaba en los concursos de cuento universitarios y era monitora en los cursos de verano que el sindicato promueve en la institución educativa.
En cuanto a su lugar de residencia, Araceli Orozco precisó que su hija sí vivía cerca de Ciudad Universitaria con su pareja, pero aclaró: “eso no la estigmatiza, ni la convierte en un ser despreciable, como pareciera que quieren hacer ver, no sólo a mí hija, sino a muchas mujeres”.
De paso, agregó que frecuentaba Ciudad Universitaria porque era el lugar donde llevaba a pasear a “su adoración”, su perro llamado “Tío Michael”.
Reproche al rector, a la PGJ y la prensa
Araceli Orozco se refirió también al pronunciamiento del rector de la UNAM, Enrique Graue. Dijo que era lamentable y tardía su respuesta y repudió que desde el principio no emitió un mensaje como institución.
“Los universitarios nunca habíamos visto una manifestación así por parte de una autoridad. Eso dice mucho, el que ahora sí se esté hablando, ya que estamos aquí”, comentó.
La madre de familia también reprochó a los medios de comunicación y a la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ) el manejo de la información sobre la muerte de su hija.
“No se conformaron con que no quisimos hacer declaraciones porque estábamos en un momento de mucho dolor y no lo respetaron. Sólo pensaron en un fin económico, en cómo ganar dinero con este tipo de notas, pero no vamos a permitir que a mi hija se le estigmatice de esa manera”, advirtió.
Araceli Orozco concluyó: “Hoy le tocó a mí hija, pero no podemos permitir que se repita. Quiero recalcar que no es posible que se sigan cometiendo estos abusos por parte de las autoridades, donde las mujeres siempre tenemos la culpa de lo que nos pasa, donde las autoridades de la Universidad encubren. Pareciera que nos gusta sufrir”.
Al final del pronunciamiento, anunció que se convocaría a los reporteros a una conferencia de prensa, pero no ofreció más detalles al respecto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿ Petróleo descubierto por italianos ? ¡ Ni madres !

El PRI denuncia a AMLO por presuntos nexos con ¡ el PRI !

Forbes desnuda los propósitos antimexicanos de la Reforma Energética de Peña