Linchan manifestantes venezolanos a un oficial retirado de la Guardia Nacional

Indígenas se concentran en Caracas para expresar apoyo a la Asamblea Constituyente

Nuevos enfrentamientos entre encapuchados y policías; cierran vía principal de la capital
Foto
Inconformes incendiaron ayer al menos tres vehículos y levantaron barricadas con escombrosFoto Afp
Afp, Dpa, Ap, Reuters y Xinhua
 
Periódico La Jornada
Domingo 28 de mayo de 2017, p. 26
Caracas.
Un oficial retirado de la Guardia Nacional (policía militarizada) fue linchado este sábado tras ser acusado de espía, en una nueva jornada de protestas contra el gobierno venezolano, lo que eleva a 59 el número de víctimas mortales en casi ocho semanas de manifestaciones.
La jornada, dedicada en principio a la defensa de la libertad de expresión, terminó con episodios de violencia en Caracas, donde fueron incendiados al menos tres vehículos.
El Ministerio Público señaló que comisionó a una fiscal de la región occidental de Lara para investigar la muerte del teniente de la Guardia Nacional retirado, ocurrida en la localidad de Cabudare.
Dijo que las primeras informaciones del hecho indican que el oficial se encontraba en el lugar con su motocicleta cuando fue abordado por personas que lo golpearon y le dispararon.
Versiones de prensa señalan que el hecho ocurrió durante el entierro de un hombre que falleció el jueves en una de las manifestaciones contra el gobierno que se realizaron en Lara.
En tanto, la comunidad indígena del país se concentró ayer en Caracas para apoyar la Asamblea Nacional Constituyente, convocada por el presidente Nicolás Maduro.
Durante la acto, desarrollado en la plaza Venezuela, la comunidad indígena conmemoró los 15 años del uso de las lenguas originarias en sus territorios.
La ministra para los Pueblos Indígenas, Aloha Núñez, celebró que de tres (indígenas) constituyentes que había en 1999, cuando el fallecido presidente Hugo Chávez impulsó una ANC que derivó en la actual Constitución, pasamos a ocho en la iniciativa de Nicolás Maduro.
Indicó que el sector que representa propuso para el nuevo texto constitucional incluir el derecho al idioma indígena, con el propósito de que se pueda masificar como lengua de uso oficial en el país.
La oposición, por su parte, salió a las calles de esta capital bajo el lema por el derecho a la libertad de expresión, al cumplirse 10 años del cierre de RCTV tras 53 años de funcionamiento. Una televisora estatal, TVES, la sustituyó desde entonces.
No habrá nueva concesión para ese canal golpista de televisión que se llamó Radio Caracas Televisión, aseveró Hugo Chávez el 28 de diciembre de 2006, al aludir a la presunta intervención de ese medio en el golpe de Estado efectuado en su contra en 2002.
Quiero felicitar a todos los trabajadores de TVES. Cumplen 10 años haciendo una televisión humanística, aseveró Maduro en una comunicación telefónica durante el acto del oficialismo.
El cierre de RCTV fue un golpe atroz contra la libertad de expresión, señaló Julio Borges, presidente del Parlamento, de mayoría opositora, al convocar a la manifestación de ayer.
La marcha opositora, sin embargo, concluyó tras estallar disturbios, cuando grupos de jóvenes encapuchados bloquearon la principal autopista de la ciudad. Atravesaron camiones que incendiaron y levantaron barricadas con escombros. Los manifestantes, dispersados con bombas lacrimógenas, respondieron con piedras y cócteles molotov.
En ese contexto, empresas de mensajería que trabajan en Venezuela alertaron a sus clientes que la aduana ha prohibido el ingreso de medicinas y material bélico para los manifestantes opositores, que llevan casi dos meses protestando.
Resorteras, canicas, cascos, chalecos antibalas, bates, pelotas de beisbol, máscaras antigás, guantes y productos de primeros auxilios, como antiácidos, gasas, cremas para quemaduras, vendas y colirios, son algunos de los artículos prohibidos.
Los venezolanos que viven en el exterior se han organizado para enviar ayuda a sus compatriotas, principalmente de Estados Unidos y Panamá.
Desde que empezaron las protestas, a finales de marzo, miles de opositores se enfrentan a las fuerzas de seguridad. Son batallas en las que se usan camiones hidrantes, grupos antimotines y bombas lacrimógenas. Los manifestantes portan escudos de madera, resorteras y antiácidos en la cara para mitigar los efectos de los gases.
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) criticó ayer nuevamente el uso de las fuerzas militares para controlar a los inconformes. Expresó su profunda preocupación por el agravamiento de la violencia en el país.
El uso de las fuerzas castrenses produce resultados siempre lamentables, subrayó Francisco Eguiguren, presidente de la CIDH, la cual sesionó esta semana en Buenos Aires.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿ Petróleo descubierto por italianos ? ¡ Ni madres !

El PRI denuncia a AMLO por presuntos nexos con ¡ el PRI !