¡No dejen de pegarle al Peje!

Eva Felícitas Cadena Sandoval, excandidata de Morena. Foto: Especial
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Se la volvieron a aplicar. Lo mismo que hicieron con René Bejarano, ahora lo hicieron con Eva Cadena, a quien grabaron recibiendo 500 mil pesos en fajos de billetes en efectivo en un supuesto apoyo de empresarios de Veracruz para Andrés Manuel López Obrador.
El guion fue casi el mismo, primero en Televisa y ahora en El Universal. En el diario filtraron este lunes temprano un video donde aparece la expanista y excandidata de Morena a la presidencia municipal de Las Choapas, Veracruz, recibiendo el medio millón de pesos para presuntamente ser entregados al presidente de Morena.
En varios momentos le dicen a Eva Cadena que ese dinero es para apoyar a López Obrador y que se lo entregue directamente. La grabación difundida por El Universal estuvo editada para que no apareciera la mujer que entrega el dinero.
El hecho de que Andrés Manuel López Obrador siga en primer lugar en las preferencias ciudadanas rumbo a la elección presidencial del año entrante lo convierte en el blanco de ataque de todos sus opositores, principalmente del PRI que se ha dedicado a atacarlo de manera sistemática con el temor de perder la presidencia de la República.
Como hace 14 años, con en el caso de René Bejarano grabado por el empresario argentino Carlos Ahumada recibiendo fajos de dinero, lo mismo que Carlos Imaz, supuestamente para la campaña de López Obrador hacia las elecciones del 2006 en las que lucía también como favorito, ahora intentan reeditar la misma estrategia pero con impactos menores por lo burdo del montaje en el que entramparon a Eva Cadena y la existencia de las redes sociales a través de las cuales la ciudadanía se expresa sin tapujos ni cortapisas.
Ahumada diría años después en su libro “Derecho de réplica” que esos videos se los compró Carlos Salina de Gortari y Diego Fernández de Cevallos para entregarlos al presidente Vicente Fox y a Televisa a fin de golpear a López Obrador.
Hoy, una vez más se utiliza la misma maniobra de grabar a Eva Cadenas recibiendo fajos de dinero para dárselos supuestamente a López Obrador con la finalidad de impactar en la percepción de la gente y sembrar sospechas en el principal capital y bandera política del tabasqueño: la honestidad.
Las primeras reacciones fueron obvias: el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, exigiendo la renuncia a Morena de López Obrador y el expresidente Felipe Calderón comparando al tabasqueño con el “Chapo” Guzmán.
Ambos personajes se han dedicado a últimas fechas a atacar al dirigente de Morena acusándolo de deshonesto, de recibir dinero mal habido o de tener vínculos con personajes corruptos como Javier Duarte, quien fue protegido por el PRI y Enrique Peña Nieto los seis años de su mandato.
La estrategia es tan burda y obvia que sólo quienes aborrecen a López Obrador se tragan sin cuestionar esa historia diciendo “ya ven, no que tan honesto”.
La grabación hecha de manera tramposa a Eva Cadena es sin duda parte de un plan que se irá intensificando con los meses intentando golpear a quien va adelante en las preferencias ciudadanas rumbo al 2018 y, al mismo tiempo, desviar la atención pública de casos de corrupción que manchan al PRI y al PAN como los exgobernadores detenidos por vínculos con el crimen organizado Javier Duarte y Tomás Yarrington, otros que son perseguidos como Roberto Borge y César Duarte, o también encarcelados por corrupción como Guillermo Padrés.
Para los fines de esta estrategia no importa la verdad sino la percepción. Para ello ya echaron a andar la maquinaria de la guerra sucia con la consigna de “¡Péguenle al Pejé!” y harán lo que sea necesario para dañar la figura del tabasqueño quien se autonombra “la honestidad valiente”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿ Petróleo descubierto por italianos ? ¡ Ni madres !

El PRI denuncia a AMLO por presuntos nexos con ¡ el PRI !