Kelly: para nadie es bueno un presidente mexicano de izquierda y antiestadunidense

El secretario de Seguridad Interna deplora la extensa corrupción en nuestro país

Destaca ante senadores su amistad con los secretarios Salvador Cienfuegos y Vidal Soberón
Foto
El secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, se reunió ayer en Washington con el secretario de Estado, John KellyFoto Afp
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Jueves 6 de abril de 2017, p. 12
Nueva York.
Un presidente mexicano de izquierda y antiestadunidense no sería bueno para Estados Unidos ni para México, afirmó ayer el secretario de Seguridad Interna, John Kelly, quien también deploró la extensa corrupción en nuestro país, aunque elogió su cooperación con Estados Unidos.
En audiencia sobre la seguridad fronteriza ante el Comité de Seguridad Interna del Senado, Kelly abordó el tema del muro y la relación bilateral cuando el senador republicano John McCain comentó: tenemos un problema con México; ahora mismo hay mucho sentimiento antiestadunidense en esa nación. Si la elección fuese mañana, probablemente acabaría con un presidente de izquierda, antiestadunidense. Eso no puede ser bueno para Estados Unidos. Kelly respondió: no sería bueno para Estados Unidos ni para México. No abundaron más ni dieron nombres.
McCain preguntó sobre el nivel de cooperación del gobierno mexicano, y Kelly respondió: estamos obteniendo un monto enorme de cooperación de los mexicanos. El ex general y ex comandante del Comando Sur recordó que se ha gozado de una muy, muy buena relación con los mexicanos tanto sobre su frontera sur, donde el año pasado detuvieron a 160 mil inmigrantes ilegales de Centroamérica, y de ahí hasta la frontera norte. Comentó que cuenta como amigos a los jefes del Ejército, Salvador Cienfuegos, y de Marina, Vidal Soberón, y recordó que estuvo en el país hace mes y medio, donde tuvo grandes reuniones con todos, incluyendo al Presidente.
En respuesta a otra pregunta de McCain, Kelly indicó que la corrupción es muy, muy extendida en México, y señaló que es un lugar peligroso por la corrupción y el tráfico de drogas, mucho de lo cual está nutrido por el consumo de enervantes en Estados Unidos.
El muro no se hará en toda la frontera
Ante cuestionamientos de otros senadores, manifestó que México está intentando abordar la violencia y la corrupción, y que su relación con el gobierno vecino es muy buena, recordando que poco después de esta audiencia me reuniré por cuarta o quinta vez con un buen amigo, que es el canciller de México. Agregó que más allá de la relación entre las fuerzas militares, hay números grandes de oficiales de varias agencias del Departamento de Seguridad Interna desplegados en México.
En torno al muro fronterizo, Kelly dejó claro que no está contemplando una valla física a lo largo de toda la línea limítrofe. Dijo que los encargados de la seguridad en la frontera saben exactamente dónde quieren muro y qué tan largo debe ser en su sector. También señalan que si no pueden tener un muro de costa a costa, se podrá poner tecnología para hacer lo mismo. Es improbable que construyamos un muro o barrera física de mar a radiante mar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿ Petróleo descubierto por italianos ? ¡ Ni madres !

El PRI denuncia a AMLO por presuntos nexos con ¡ el PRI !

Forbes desnuda los propósitos antimexicanos de la Reforma Energética de Peña