¿Pemex “se secó”? No, lo secaron la corrupción y el despilfarro: líderes, economistas y oposición

No hubo inversión, sino dispendio. También hubo (y hay) ganancias, grandes ganancias de Pemex, la “gallina de huevos de oro”, en palabras de Enrique Peña Nieto.

Cuando intentó explicar las causas del gasolinazo, el Presidente habló de las cosas que por años se dejaron de hacer por la industria petrolera mexicana y señaló a dos culpables: Vicente Fox y Felipe Calderón. Pero no solo fueron ellos. Fueron muchos los personajes y las circunstancias que hicieron de Pemex una empresa que ahora depende casi por completo del rescate de los privados para poder ofrecer mejores precios a la sociedad y ser competitiva en el mercado. El dinero ya no está y el entorno internacional tampoco ayuda. Sin embargo, muchos de los que abonaron a la ahora “gallina seca” siguen ahí, exprimiendo lo que aún queda.

Por Daniela Barragán, Dulce Olvera y Juan Luis García 
Ciudad de México, 13 de enero (SinEmbargo).- El Presidente Enrique Peña Nieto aseguró que no le queda de otra al país mas que asumir el gasolinazo porque “la gallina de los huevos de oro [Pemex] se secó”.

Economistas, líderes y oposición, coincidieron en algo: las cosas no se secan solas. Pemex no se secó de la nada.
Diversos episodios vienen a la memoria: Pemexgate, el sindicato de Carlos Romero Deschamps, compra de votos en elecciones, nóminas infladas, problemas no atendidos, corrupción.
Los encargados de cuidar a la gallina, dejaron en el abandono las seis refinerías y demás infraestructura. En el Plan de Negocios 2017-2021 de Pemex, la petrolera acepta que pasó de ser la tercera productora de petróleo del mundo en 2004 a la octava en 2015. Descendió cinco lugares en once años.
El Presidente Enrique Peña Nieto saluda al Senador priista y líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, Carlos Romero Deschamps. Foto: Cuartoscuro
El Presidente Enrique Peña Nieto saluda al Senador priista y líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, Carlos Romero Deschamps. Foto: Cuartoscuro
La producción de las refinerías hace justamente un año, era de 1 millón 078 mil 601 barriles diarios y en noviembre, la última cifra de la que tiene registro Pemex, ésta se ubica en 779 mil 863 barriles diarios. Esto es una disminución de 297 mil 738 barriles.
“¿Cuántos países hubieran querido tener la oportunidad de tener un Pemex? Pero estos políticos ineptos no supieron manejarlo, de ahí estuvieron sacando para las elecciones, para sus gustos. Pemex no se secó, lo secaron. Y el PRI es el principal responsable de haber secado esa industria”, dijo el sacerdote y activista Alejandro Solalinde Guerra.
Para él, la realidad y los años han demostrado que la gallina no se secó, la secaron las políticas neoliberales del PRI y el PAN.
“No cuidaron Pemex, no hicieron nuevas petroquímicas ni refinerías. Dependieron de la venta de crudo en lugar de haber fortalecido la industria nacional, lo que fue un error garrafal. Ahora es tanta la irresponsabilidad de Peña Nieto de decir eso y evidencia que no lee y no conoce las causas que fueron arruinando a Pemex. Fueron ellos, el PRI y el PAN los responsables y los culpables de haber arruinado a Pemex, no tuvieron visión para hacer de nuestra industria petrolera una promesa para México”, comentó en entrevista con SinEmbargo.
De haberlo hecho, continuó Solalinde, el país no estaría presionado con generar miles de empleos ni intentando sobrevivir a las carencias económicas “si se hubiera tenido visión, pero desgraciadamente son tecnócratas ignorantes que carecen justamente de visión. Ahora la gente está sufriendo y no, no hay que echar culpas. Hay que decir que el tesoro que logró el General Lázaro Cárdenas, no lo supieron cuidar, lo derrocharon, lo malbarataron y se pasaron de irresponsables”.
No sólo fue Enrique Peña Nieto, que llegó a la presidencia en 2012. Vicente Fox y Felipe Calderón, tuvieron durante sus administraciones la más alta producción petrolera en la historia de México y petroprecios récord que dieron altos márgenes de ganancia. Les llegó a ellos la oportunidad histórica de concretar un mayor crecimiento que se viera reflejado en mejores condiciones en la calidad de vida de las personas y en un mayor desarrollo para los estados. Pero no lo hicieron.
De 2000 a 2012, el país obtuvo del crudo de Pemex, 7 billones 753 mil 200 millones de pesos. Sin embargo, la gran oportunidad que representó la captura de ese monto extraordinario se esfumó, debido al despilfarro, la falta de rendición de cuentas, y el hecho de que México nunca ha tenido una política energética integral o porque se ha manejado dentro de una política de privatización de los recursos naturales, explicaron especialistas.
Diversos políticos coincidieron: la empresa productiva del Estado, en realidad, se secó por los malos manejos de los Gobiernos federales.
El ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa y Romero Deschamps, líder del STPRM.
El ex Presidente panista Felipe Calderón Hinojosa y Romero Deschamps, líder del STPRM.
El Senador Luis Sánchez Jiménez, del partido de la Revolución Democrática (PRD), apuntó que la actual situación de Pemex fue intencional y premeditada por las malas administraciones federales.
“Sencillamente a la gallina de los huevos de oro le apretaron tanto que prácticamente la llevaron a la quiebra. Yo los acuso de asesinos de la gallina. Lo intentaron 30 años para desmantelarla”, opinó el perredista.
Por su parte el Partido Acción Nacional (PAN) también acusó que fueron los Gobiernos federales quienes acabaron con la empresa.
“El Gobierno dilapidó los recursos de Pemex, que eran del patrimonio nacional. Y lo dilapidó en una pésima administración pública. No nada más este Gobierno. Sino desde cuando la expropiación petrolera forma la empresa del Estado”, dijo el Senador del PAN Ernesto Ruffo Appel.
La caída de Pemex está relacionada con la corrupción, coincidieron legisladores de oposición. En el 2016 Pemex cerró con la menor producción en los últimos 35 años, de 2 millones 154 mil barriles por día.
“Peña ya tiene cuatro años al frente, y en esos cuatro años sólo hemos visto que llevó a Romero Deschamps al Senado. Es decir, no se han hecho cambios drásticos con Pemex, sólo están terminando de desmantelarla en perjuicio de los mexicanos. Grupos políticos se enriquecieron hasta que terminaron de hacer un desastre de Pemex”, dijo el Diputado de Movimiento Ciudadano (MC) Víctor Sánchez Osorio.
El Presidente Enrique Peña Nieto y el director de Pemex José Antonio González Anaya. Foto: Cuartoscuro
El Presidente Enrique Peña Nieto y el director de Pemex José Antonio González Anaya. Foto: Cuartoscuro
En su discurso Peña Nieto habló de nueva cuenta de las cusas del gasolinazo y de la necesidad del país de liberar los precios de la gasolina.
“Creo que esta reiterada presencia mediática del Presidente no ha contrarrestado los ánimos, ni la inconformidad social. Es increíble que quieran decir que la Reforma Fiscal y Hacienda no tienen qué ver con las gasolinas”, dijo el Diputado federal por MC Jorge Álvarez Máynez.
Ni el PRI, ni el PAN, partido que apoyó la Reforma Energética, han atribuido el alza de los precios de la gasolina a la Reforma.
Sin embargo, la liberación de los precios, que inicia el 30 de marzo, fue contemplada desde las leyes secundarias de dicha reforma, en la Ley de Hidrocarburos.
“Una vez que se pusieron de acuerdo en la reforma del 2013 firmaron la sentencia de muerte de Pemex. [La petrolera] aún puede ser una empresa que le dé a los mexicanos mucho dinero, bienestar, desarrollo, pero lo que hacen con esta reforma es dejar morir a la gallina, no darle maíz ni agua, para que se muera, para que vengan los zopilotes y los carroñeros para comer todo lo que deja”, dijo Sánchez.
Ante la falta de recursos, los partidos de oposición señalaron que ahora el Gobierno federal está obligado a ser más transparente. Un escenario que no le ha sido fácil y que no fue conseguido con las leyes promulgadas el año pasado que conforman el Sistema Nacional Anticorrupción.
El ex Presidente panista Vicente Foz Quezada y el Senador Carlos Romero Deschamps. Foto: Cuartoscuro
El ex Presidente panista Vicente Foz Quezada y el Senador Carlos Romero Deschamps. Foto: Cuartoscuro
PERO NO SE HA ACABADO
Martí Batres Guadarrama, presidente del Comité Estatal de la Ciudad de México del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), consideró que dentro del mensaje de Peña Nieto hay una trampa, ya que a pesar de que Pemex ha sido “asediada, combatida y bombardeada”, ha sobrevivido como empresa, una de las más fuertes y poderosas. La “gallina” no se ha secado por completo y el petróleo es una riqueza tan grande que puede ayudar al desarrollo de México.
“En el discurso del Presidente hay una trampa. Porque suponiendo que fuera cierto lo de Pemex, que no lo es, más allá de Pemex está el petróleo. Y ese no se ha acabado. Es una riqueza enorme de México y el Presidente está entregándola a manos extranjeras”, comentó.
Explicó que a pesar de la caída de los precios, sacar el petróleo y vender crudo traería ganancias; si se le agrega valor, como gasolina o productos petroquímicos, de ahí México podría seguir obteniendo beneficios o riquezas, pero no, se le están entregando a las compañías extranjeras y “eso es completamente absurdo. Es suicida”.
México está dentro de los 10 productores más importantes del mundo. Según datos de la Secretaría de Energía, en 2015 produjo 2.2 millones de barriles al día. En América es el tercero más grande luego de Estados Unidos y Canadá.
mapa-refinerias
LAS COSAS NO SE SECAN SOLAS
Jorge Arias, analista de CI Banco, comentó que la situación actual de Pemex se debe a que hubo malos manejos internos, además de que la coyuntura de precios del petróleo bajos y un peso depreciado, jugó en contra. Aunado a ello, los plazos que requiere la Reforma Energética para mostrar los beneficios son de entre 5 o 10 años.
“El sector público usó a Pemex como salvaguarda para salvarse de muchos problemas y mientras las condiciones [producción e ingresos petroleros altos] le favorecían no pasaba nada, pero descuidó mucho la inversión durante al menos dos décadas. La empresa dejó de ser productiva hace muchos años y se fueron deteriorando las refinerías. Cuando ya se tenía el problema encima, el gobierno tomó decisiones de importar”, comentó.
Las malas condiciones del mercado internacional no fueron lo único, también fue, agregó Arias, la continua ordeña que le hicieron a Pemex: “fueron malos manejos internos en la administración. Los muchos abusos y excesos en el sindicato hicieron que la empresa no buscara una reingeniería como la está haciendo ahorita. Lo debió haber hecho hace 10 años y estaríamos en otras condiciones”.
Por su parte, Alejandro Villagómez, analista económico, puntualizó que las cosas no se secan sola y Pemex se secó en el sentido de las administraciones, decisiones políticas y uso de los recursos petroleros del pasado.
“Muchos recursos petroleros se usaron para gasto corriente en vez de para invertir en refinerías y el sindicato ha tenido muchos recursos, pero no ha sido eficiente”
Ángel Olvera, economista del Tecnológico de Monterrey, atribuye la culpa al mismo partido de Pemex, el PRI.
“Se secó Pemex. Lo secó su mismo partido político. El PRI estuvo manejando a Pemex durante muchos años y el gasto realizado era en sueldos y salarios. El gobierno nunca hizo como debió inversiones en capital y en infraestructura necesarias para que la empresa fuera realmente competitiva. No tiene la tecnología para refinar o extraer petróleo de una mejor forma”, comentó.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿ Petróleo descubierto por italianos ? ¡ Ni madres !

El PRI denuncia a AMLO por presuntos nexos con ¡ el PRI !