EU: protestas contra Trump .- Julio Hernández López

 México: alelamiento y propaganda
 El muro, aceptación y secreto
 Gasolinazo y unidad

Foto
EXIGENCIA POPULAR. En la multitudinaria concentración de más de 12 mil personas que escucharon a Andrés Manuel López Obrador en el Centro Histórico de Morelia, Michoacán, hubo expresiones de apoyo al médico José Manuel Mireles Valverde, actualmente preso. El fundador de Morena exigió la libertad inmediata del ex líder de autodefensas de Tepalcatepec, al que, dijo, se mantiene secuestrado por instrucciones del presidente Enrique Peña NietoFoto Ignacio Juárez
L
as aspiraciones cesaristas de Donald Trump se han topado en el propio Estados Unidos con una generalizada e impensada reacción social opositora que, además de poner a miles de personas en protestas callejeras, ha concitado expresiones de rechazo y desconcierto por parte de directivos de importantes empresas y de miembros de la élite política, incluso republicanos. En particular, el enojo se ha volcado en contra de las restricciones migratorias impuestas a ciudadanos de siete países de población musulmana en su mayoría. Con una solidaridad ejemplar, habitantes de Estados Unidos han defendido a los migrantes y han repudiado las políticas del embravecido Trump.
Esas protestas multitudinarias en suelo estadunidense, y las posturas de presidentes, primeros ministros, legisladores y políticos influyentes de otros países en apoyo al nuestro, se han producido mientras México continúa sin realizar movimiento estratégico alguno, esperanzado en los presuntos buenos oficios de cuatismo de Luis Videgaray con el yerno de Trump, anclados el gobierno, sus voceros y comentaristas, en una maniobra de promoción de unidad nacional que pretende dar oxígeno a la figura del ocupante de la silla presidencial (en Periscope, Julio Astillero, y en Facebook, @julioastillero1, está disponible una videocharla al respecto: “Del Pacto por México al Pacto por Peña: ‘unidad nacional’, el señuelo”).
La fase de emotividad explotable pareciera, sin embargo, de poca duración para el peñismo. La unidad nacional, para que sea cierta y duradera, debe sustentarse en acuerdos sociales explícitos y en metas comunes, no en una abstracción patriotera que deja a un lado o pretende olvidar las causas de la postración del país, que corresponden en gran parte a muchos de quienes ahora son vehementes convocantes a un cierre de filas ante el lobo extranjero, dejando a salvo las manadas locales.
Un solo dato resulta suficiente para descreer (si alguien había creído) del esquema de sometimiento de las fundadas discordancias nacionales al interés superior de presentar un frente común ante los disparates ejecutivos del vecino, que estrena juguetes de agresión. Ese dato es el ocultamiento anunciado de los términos en que avance la negociación del pago del muro fronterizo trumpetiano. Como si fuera un dato menor, un detalle secundario, Peña Nieto ha hecho saber que acordó con Trump el procesamiento silencioso de ese tema que, así, gana carta de naturalización.
Lo que antes se había dicho que era inabordable, imposible siquiera de platicar (el citado pago, en alguna de las formas que espera el presidente vecino), ahora será discutido y acordado por el equipo de Donald y por el representante deseado por ese mismo equipo (cual si fuera parte de él), Luis Videgaray Caso, pero sin avisar a nadie, mientras la nación se entretiene en tareas de unidad que no merecen ser informadas con oportunidad de lo que se negocia, mucho menos consultadas ni pedida su aprobación o rechazo.
Contra esta tregua nacionalista conspira la realidad económica: el mes en puerta deberá producirse el segundo gasolinazo, lo cual, de darse, reactivaría la enjundia social que se mostró en los primeros días del año y se ha mantenido con expresiones esporádicas hasta la fecha, con una latencia que debería llamar a las autoridades a ser prudentes. Varios partidos y personajes declarativos han advertido que el nuevo incremento al precio de los combustibles podría generar una nueva inestabilidad en el país, pero la Secretaría de Hacienda ha hecho saber que el aumento aplicable a partir del 4 de febrero será menor al de enero, aunque dependiendo de la volatilidad en la materia.
En una mesa de opiniones en Televisa, Felipe Calderón Hinojosa propuso, vía telefónica, ...revisar toda la relación, punto por punto, agencia por agencia de seguridad con Estados Unidos (...) Todo eso tiene que revisarse, incluyendo la presencia de agentes estadunidenses en México (https://goo.gl/RgcLL5). Peculiares palabras de quien durante seis años abrió las puertas a esas mismas agencias de seguridad y a agentes estadunidenses, entre acusaciones de que hubo participación física en operaciones contra el narcotráfico por parte de personal encubierto perteneciente al gobierno vecino. La administración Calderón es recordada por la estela de muerte y sangre que dejó en el país, bajo la tutela de Estados Unidos. Nocturnamente entusiasta, el nuevo Calderón también propuso una campaña hóstil (así, como si fuera palabra de acentuación llana y no aguda) de mexicanos, no quiero decir que no haya protestas, al contrario, soy partidario, me gusta, siempre me ha gustado esto; pero si nosotros exacerbamos este (ininteligible), este pedo (así se entiende en la grabación) antimexicano, lo único que vamos a hacer es fortalecer aún más a Trump. Salud, declarativa, del nuevo Felipe en campaña, pues habló sin parar durante siete minutos, que en televisión son muchos.
En la colonia Partido Revolucionario Institucional, de Chilpancingo, Guerrero, en la calle Uno, sin número, está una escuela primaria pública en la que estudian unos 650 alumnos y se llama Partido Revolucionario Institucional. El martes pasado, el gobernador Héctor Astudillo inauguró nuevas instalaciones de ese plantel de educación pública. Parece increíble que a estas alturas de un México presuntamente moderno se sostenga, por parte de los gobiernos, la aberración en general de someter a niños a la nomenclatura de un partido político y, en el caso del tricolor, a uno que tanto rechazo provoca. Por social salud mental urge que el secretario federal de Educación, Aurelio Nuño, y el gobernador Astudillo eliminen esa denominación escolar y le adjudiquen una que sea reivindicatoria.
Y, mientras el trumpetismo estudia la posibilidad de cobrarse el muro con cargo a los cárteles mexicanos (al cabo que ya se les envió al titular de la cuenta principal sinaloense, El Chapo), ¡hasta mañana!
Twitter: @julioastillero
Facebook: Julio Astillero

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿ Petróleo descubierto por italianos ? ¡ Ni madres !

El PRI denuncia a AMLO por presuntos nexos con ¡ el PRI !