Conflictos de interés de Trump lo harían violar la ley, desde su primer día como presidente

La familia Trump se beneficiará de innumerables formas de las decisiones que se originan en la Casa Blanca, destacó el diario Los Angeles Times.

trump

Donald Trump podría violar la Constitución de Estados Unidos desde el momento en que asuma como presidente del país, a causa del conflicto de intereses por sus negocios, consideró este lunes el periódico Los Angeles Times.
La única solución es que Trump se despoje de sus negocios y en especial de todas las inversiones que mantiene en el extranjero, “o al menos debe colocarlo en un fideicomiso”, indicó el especialista Erwin Chemerinsky, en un artículo publicado este jueves por el rotativo.
“En una palabra, las soluciones propuestas por Trump son ridículas”, opinó Chemerinsky en referencia a las declaraciones realizadas por el presidente electo de Estados Unidos en su primera conferencia de prensa ofrecida el pasado miércoles.
Trump aseguró que mantendrá su complejo empresarial y que no colocará sus activos en un “fondo ciego” a cargo de un gestor independiente y sin relación con su familia, como ha sido la norma entre sus predecesores.
Anunció que dejará sus empresas a cargo de sus dos hijos mayores y uno de los ejecutivos de la Trump Organization.
El presidente electo se comprometió a no cerrar ningún acuerdo empresarial en el extranjero durante su presidencia y a donar al Tesoro estadunidense los ingresos que sus hoteles generen de funcionarios y gobiernos foráneos.
“Aunque el plan es vago en detalles cruciales, claramente no es lo suficientemente fuerte como para mantenerlo dentro del derecho de la Constitución”, advirtió Chemerinsky.
“El presidente electo Donald Trump tampoco aprecia, o no le importa, que sus extensas posesiones de negocios plantean serios problemas legales”, señaló Chemerinsky, experto en Derecho Constitucional en Estados Unidos y decano de la Universidad de California.
Las explotaciones comerciales de Trump son incompatibles con la cláusulas constitucionales, indicó Chemerinsky, tras citar como ejemplo que el mayor inquilino en la Trump Tower es el Banco Industrial y Comercial de China.
“¿Adivina a quién pertenece ese banco? A la República Popular de China. Por lo tanto, los pagos de alquiler constituyen un emolumento —un salario, honorario o beneficio— de un Estado extranjero”, señaló el experto.
“Las soluciones propuestas de Trump son risibles. ¿Y qué si él dona ‘beneficios’ de gobiernos extranjeros al Tesoro de los Estados Unidos?”, cuestionó.
Es ampliamente conocido que Trump presionó a un aliado político británico para oponerse a un proyecto de energía eólica, sólo porque podría arruinar la vista de su campo de golf en Aberdeen, Escocia.
Trump también dijo que no participaría en nuevos negocios extranjeros, sin embargo, en la misma conferencia de prensa dijo que conversó a principios de enero con un desarrollador en Dubai sobre una inversión de 2 mil millones de dólares en bienes raíces, que en última instancia declinó.
Después de las elecciones, Trump y sus hijos se reunieron con socios comerciales indios que están construyendo un complejo de apartamentos de lujo de marca Trump al sur de Mumbai.
El problema del conflicto de interés se mantiene porque la familia Trump se beneficiará de innumerables formas de las decisiones que se originan en la Casa Blanca, concluyó.
(Con información de Notimex)

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿ Petróleo descubierto por italianos ? ¡ Ni madres !

El PRI denuncia a AMLO por presuntos nexos con ¡ el PRI !