Comités para cambiar la vida

Resultado de imagen para morena zócalo
Por medio del trabajo colectivo y organizado los pueblos mesoamericanos erigieron grandes ciudades como Teotihuacán, los revolucionarios franceses establecieron los derechos humanos como principio de gobierno y la humanidad derrotó a la viruela y conquistó el espacio exterior. No hay objetivo, por inalcanzable que parezca, que no pueda ser logrado mediante la colaboración y la organización entre individuos y comunidades.
Las tareas de rescatar a México de su situación actual de pobreza, desigualdad, corrupción, dependencia y violencia, y el propósito de establecer un país próspero, equitativo, justo, democrático, transparente y pacífico, son imposibles de realizar por individuos aislados pero pueden llevarse a cabo si nos unimos en un propósito común. Para eso fundamos el Movimiento de Regeneración Nacional y para eso necesitamos expandirlo a todos los rincones del territorio y articularlo con las luchas que distintos sectores de la ciudadanía desarrollan en defensa de los derechos laborales, de género, del agua, de la tierra, de la educación, de la justicia y de la memoria.
Las formas organizativas básicas y permanentes de Morena son los comités de base, seccionales y distritales. Por medio de ellos los militantes participan en el trabajo diario del partido, en los procesos de toma de decisión, en las movilizaciones, en los procesos electorales y en las tareas de solidaridad de las luchas justas. Los comités deben ser, además, escuelas de formación política y ciudadana en las que los militantes aprendan a usar el conocimiento (de leyes, de historia, de economía) como instrumentos de participación y transformación social.
La organización de comités es necesaria para alcanzar los triunfos electorales que nos permitan poner a las instituciones al servicio de la regeneración nacional. Para eso debemos construir una gran mayoría y para construirla debemos informar a la ciudadanía de la existencia, los propósitos y el programa de nuestro partido mediante el trabajo de brigadeo casa por casa y la distribución del periódico Regeneración. Asimismo, debemos prepararnos para participar en los procesos electorales con una presencia organizada y vigilante en todas las casillas, secciones y distritos del país.
Pero nuestro trabajo no se reduce a lo electoral ni a unas elecciones en particular. No debemos esperar a ganar el poder municipal, estatal o federal para empezar a cambiar la vida. Nuestra participación en los comités de Morena nos permite iniciar la transformación en nuestras poblaciones, nuestras escuelas, nuestros barrios y nuestras calles y también en nosotros mismos.
Para ello, debemos ver en nuestro comité un instrumento de información, formación, aprendizaje, solidaridad y participación organizada. Es necesario, por ejemplo, programar reuniones de estudio, debate y reflexión sobre el acontecer nacional e internacional, temas históricos, económicos y sociales y asuntos que sean del interés de los militantes, de preferencia con la ayuda de compañeras y compañeros que dominen esas temáticas. Podemos, además, organizar cursos y talleres abiertos a todos nuestros vecinos, familiares y compañeros de trabajo y estudio sobre las más diversas materias: informática, redacción, cocina, técnicas de cultivo, producción artesanal, etc.
Debemos participar, unidos, en la solución de problemas inmediatos que afectan nuestro entorno, vigilar a las autoridades locales y exigirles que cumplan con sus obligaciones legales. Nuerstros comités son un gran instrumento para informarnos de las luchas que llevan a cabo organizaciones y movimientos hermanos (laborales, comunitarios, estudiantiles, de mujeres, de ayuda a migrantes, de víctimas de la violencia, de consumidores, por ejemplo) y desarrollar tareas de acopio de ayuda, movilización y difusión.
Somos protagonistas del cambio verdadero, es decir, no queremos ser afectados pasivos por la historia sino hacerla, participar en su desarrollo e influir en su rumbo. Nuestro comité de Morena es el instrumento que tenemos para tomar en nuestras manos la historia (la historia de nuestro lugar de residencia, de nuestro centro de estudio o de trabajo, de nuestro municipio y estado, de México y del mundo) para cambiar la vida a nuestro favor. De nosotros depende.
__________
(Periódico Regeneración, diciembre de 2016)

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿ Petróleo descubierto por italianos ? ¡ Ni madres !

El PRI denuncia a AMLO por presuntos nexos con ¡ el PRI !