Desocupados, cuatro de cada 10 mexicanos de 2007 a la fecha

Según datos de la Consar 51% tuvieron que cambiar de empleo hasta en cinco ocasiones
 
Percibe 10 por ciento menos de un salario mínimo y 64.5% menos o igual que tres minisueldos
Resalta subsecretario de Hacienda la importancia de la trayectoria laboral para políticas públicas
Víctor Cardoso
 
Periódico La Jornada
Jueves 22 de noviembre de 2012, p. 29
De 2007 a la fecha, al menos cuatro de cada 10 mexicanos en edad laboral se mantuvieron en el desempleo y 51 por ciento tuvieron que cambiar de empleo hasta en cinco ocasiones en busca de mejores condiciones o por razones de mercado; es decir, por la finalización de sus contratos o cierre de la empresa o negocio, y sólo 9.2 por ciento fueron despedidos, revelan datos obtenidos por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar). De acuerdo con el organismo, la mayor movilidad laboral se registró entre técnicos, ayudantes y peones.
El presidente de la Consar, Pedro Ordorica Leñero, presentó éste miércoles los resultados de la primera Encuesta Nacional de Trayectorias Laborales, trabajo realizado por el Inegi en el que se da cuenta de que 64.5 por ciento de los trabajadores percibieron un ingreso promedio por empleo menor o igual a tres salarios mínimos, y 10 por ciento, inferior a un salario mínimo.
El subsecretario de Hacienda, Gerardo Rodríguez Regordosa, resaltó la importancia de conocer en detalle la trayectoria laboral de los individuos que se encuentran con y sin empleo, para determinar las acciones de políticas públicas que puedan darles una mayor permanencia, así como el impacto, entre otros factores, sobre las cuentas de ahorro para el retiro que tienen los periodos de desempleo, en los que no se realizan aportaciones.
Para la sostenibilidad de estos sistemas (de ahorro para el retiro) es esencial conocer la duración de los periodos del desempleo. Hoy, además, sabemos bastante poco sobre la dinámica del sector informal, debido a su alta complejidad y heterogeneidad. Existen individuos, por ejemplo, que son considerados empleados independientes que trabajan por su cuenta; otros forman parte de una empresa formal, pero esta no cumple con la remuneración y las prestaciones de ley, y los que están dentro del sistema formal, pero además complementan su ingreso con un empleo de carácter informal. Existe una alta segmentación del mercado laboral mexicano y se tiene una gran movilidad entre trabajos pertenecientes a los distintos estados: la formalidad, informalidad, el autoempleo, y por ello la importancia de entender las trayectorias y transiciones en detalle, dijo el funcionario.
Foto
Feria del empleo de la ciudad de MéxicoFoto Roberto García Ortiz
 
Precariedad laboral
Ordorica Leñero informó que, de acuerdo con los resultados obtenidos, más de la mitad de la población analizada no está asegurada ni afiliada a algún sistema de salud, independientemente de cuántos trabajos tuvo durante el periodo investigado. En promedio, precisó, la densidad de afiliación fue de 41.3 por ciento, y la de cotización de 38.2 por ciento. Esto representa que de cada 100 semanas el trabajador sólo estuvo afiliado 41 semanas y sólo cotizó, al IMSS o al Issste, 38 semanas.
Para recrudecer la situación de los mexicanos que perdieron el trabajo o buscaron otro para mejorar sus condiciones económicas sin encontrarlos, apenas la mitad se dedicó a buscar una nueva plaza. El 70 por ciento de esa proporción fueron casos de hombres, pero 33 por ciento de las mujeres que finalizaron un trabajo se dedicaron a las actividades domésticas.
Ahorro, ¿de dónde?
Sobre el impacto de los periodos de desempleo en las cuentas de ahorro para el retiro, la Encuesta de Trayectorias Laborales menciona que la población empieza a ahorrar para su jubilación tardíamente. Sobre las causas por las que no se ahorra, la mayor parte de los encuestados, 84.2 por ciento, respondieron que no lo hacían particularmente porque sus ingresos eran insuficientes
Sin embargo, Ordorica Leñero argumentó que eso se deriva de que los trabajadores no administran adecuadamente sus gastos. Capacidad sí tienen, pueden ahorrar un peso al día, pero compran café caro y hacen gastos que no les permiten ahorrar... El ahorro no es un tema necesariamente de ingresos, sólo que sea de subsistencia lo es; el ahorro es un tema de hábito, dijo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿ Petróleo descubierto por italianos ? ¡ Ni madres !

El PRI denuncia a AMLO por presuntos nexos con ¡ el PRI !