Entradas

Mostrando entradas de junio 21, 2010

Poemas a Jacobino

El primero para Jacobino
Por Norma Frida

Caballero de una sola palabra
de un solo rostro
de pensamiento libre
congruente e íntegro
de una sola verdad

Palabra franca y certera
cuánto amor has esparcido
por una causa,
por un pueblo
cuántas semillas has sembrado
cuánto dolor has visto
que sentiste como tuyo
y guardaste en tu corazón

Te esperamos para continuar la lucha
porque aquí nadie se rinde
y tu palabra
tu palabra es la razón

***************************

Ocho maneras de describir a Jacobino
por Norma Frida

Luchador incansable
mirada limpia
mente clara y brillante
te indigna la injusticia
de bondad natural
no dudas en ver de frente
nada que esconder
orgullo de tu gente

Buen uso-Hernández

Imagen

Adiós al cronista-Rocha

Imagen

Partida-Helguera

Imagen

Astillero

Astillero ¡Por Monsi, bohemios! Documentar el pesimismo Pudor en la farándula Ciudadanos remisos Julio Hernández López

Los cronistas del horror documentan nuestro pesimismo: un pequeño asomo justiciero de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos es aplastado mediática y políticamente por el aparato policiaco-militar que penosamente administra a nuestro país. Fernando Gómez-Mont, cumbre y síntesis del analfabetismo social de los funcionarios calderonistas sobrados de rollo teórico y pretensiones de fofa pedagogía comunal, justifica y absuelve a los hombres de verde olivo que el pasado abril habrían acribillado en Tamaulipas a dos niños, según insistente e invariada denuncia de sus padres, presentes en los hechos, que la CNDH –ya no soberanista– ha confirmado sin sombra de duda. El secretario de Gobernación suple las faltas de los alegatos defensivos castrenses y condena de antemano a las víctimas a asumirse como culpables necesarios para el buen funcionamiento hipócrita y delictivo de la…

¡Hasta pronto, Monsi…!

Imagen
A Puerta CerradaMarcela Gómez Zalce
Triste inicio de semana con la lamentable noticia de que José Saramagoinició su último viaje, y pisándole los talones se nos fue también el granCarlos Monsiváis, carajo. Personaje querido, sencillo, leído, controvertido y un gran amigo de sus amigos. Sensible por las causas de los más desprotegidos, crítico contra el abuso y el autoritarismo, ideólogo de una izquierda, a ratos perdida, y férreo en sus convicciones, Monsi nos deja de un golpe seco en la oscuridad de su mordaz y crítico sentido de ver esta realidad que dejará de documentar nuestro optimismo en estos aciagos tiempos de pesimismo, desánimo y desilusión. Con esa cáustica pluma volcando conceptos capaz de arrancar la carcajada dibujó un panorama en lo político, social y cultural provocando debates, discusiones y un divertido malestar en el estómago de la derecha y, por supuesto, de la cúpula de este (des)gobierno. Platicar con Carlos era una delicia (aunque le encantaba colgarse al teléfono)…